Models Menu
Menu Nav
Mobile Nav

Q8

Nuevo Audi Q8

Nuevo aspecto: el diseño exterior

El Audi Q8 presenta la nueva cara de la familia Q con la imponente parrilla Singleframe en diseño octogonal. La resistente parrilla está en posición vertical y, en combinación con el alerón posicionado hacia adelante y las tomas de aire contorneadas, acentúa un look seguro. La elegante línea en declive del techo se extiende hasta los pilares D inclinados. Las líneas acentuadas «quattro-blister» se sitúan encima de los pasos de rueda, estos se amoldan a neumáticos grandes de hasta 22 pulgadas. En la parte trasera, la banda de iluminación está cubierta con áreas negras.

La experiencia de conducción deportiva: la conducción dinámica

En el Audi Q8 siempre se tiene una experiencia deportiva, dinámica y eficiente en carretera: su diferencial central puramente mecánico dirige las fuerzas en una proporción de 40:60 en los ejes delantero y trasero. Si es necesario, envía la mayoría de esta fuerza al eje con mejor tracción. Además de la dirección progresiva estándar, cuya transmisión es cada vez más directa a medida que aumenta el ángulo de dirección, Audi también ofrece como opción la dirección integral. Las ruedas traseras permiten un ángulo de giro de hasta 5 grados en baja velocidad en dirección contraria a las delanteras para mejorar la agilidad.

La nitidez es el nuevo servicio premium: el interior

Cuando se entra al vehículo, se siente comodidad, ya que para ser un SUV Coupé, el Audi Q8 ofrece una sensación de espacio, gracias a su ancho de dos metros. El diseño reducido y elegante, los asientos de contorno individuales opcionales con función de masaje y ventilación, climatizador automático de cuatro zonas y el paquete air quality realzan aún más el ambiente con clase.

Iluminación ambiental

En la oscuridad, la iluminación del contorno opcional recorre las llamativas líneas de diseño en el interior y retroilumina la placa «quattro» tridimensional y tratada con láser, ubicada por sobre la guantera. Este es un claro ejemplo del detallado amor que entrega Audi a sus diseños.

Identidad: la iluminación

Los focos LED de serie del nuevo Audi Q8 iluminan la calle, y la tecnología LED HD Matrix está disponible a pedido. Además, existe la opción, antes de entrar al vehículo, de usar la aplicación myAudi para activar las funciones de iluminación con un Smartphone compatible y experimentarlas desde el exterior.

La tradición se cruza con la innovación

Una última mirada al nuevo Audi Q8 confirma una vez más la primera impresión: las líneas sobrias y los contornos definidos del SUV Coupé crean una presencia discreta, que a la vez simboliza alta calidad y dinamismo. Este es un diseño expresivo que tiene las características del Audi original con tracción quattro. El nuevo Audi Q8.

La experiencia de conducción deportiva: Conducción dinámica

En el Audi Q8 siempre se tiene una experiencia deportiva, dinámica y eficiente en carretera: su diferencial central puramente mecánico dirige las fuerzas en una proporción de 40:60 en los ejes delantero y trasero. Si es necesario, envía la mayoría de esta fuerza al eje con mejor tracción. Además de la dirección progresiva estándar, cuya transmisión es cada vez más directa a medida que aumenta el ángulo de dirección, Audi también ofrece como opción la dirección integral. Las ruedas traseras permiten un ángulo de giro de hasta 5 grados en baja velocidad en dirección contraria a las delanteras para mejorar la agilidad.

Chasis y amortiguación.

El diferencial central puramente mecánico dirige las fuerzas en una proporción de 40:60 en los ejes delantero y trasero. Si es necesario, envía la mayoría de esta fuerza al eje con mejor tracción.  El Audi Q8 puede andar en caminos rurales, gracias a la combinación de una altura libre sobre el suelo de hasta 254 milímetros, voladizos cortos y un sistema de asistencia de bajada en pendiente. El chasis con control de amortiguación es de serie. Si lo solicita, Audi también puede montar una suspensión de aire adaptable con una amortiguación regulada, ya sea para hacerlo más cómodo o deportivo. Además, la posición del vehículo varía según la situación de conducción o de las preferencias del conductor en hasta 90 milímetros.

Aumento de la agilidad: dirección dinámica integral

Además de la dirección progresiva estándar, cuya transmisión es siempre directa con un ángulo de dirección cada vez mayor, la dirección integral dinámica está disponible si lo solicita. Esta permite girar las ruedas traseras hasta en cinco grados. Esto hace posible que el Audi Q8 se maneje en diferentes modos dependiendo de la velocidad: cuando se conduce lentamente, los ejes giran en sentido contrario de forma automática, lo que aumenta la agilidad del vehículo y la maniobrabilidad al cambiar de vía y estacionar. En cambio, a una velocidad más alta, los ejes giran en el mismo sentido, lo que mejora la estabilidad en la conducción.